Sufragio Femenino en España

jueves, noviembre 2

NOTICIAS

Se cumplen 75 años de la aprobación del derecho al voto femenino en España
La Universidad Complutense conmemoró la fecha con una jornada repleta de actividades culturales | 02 de octubre de 2006

Ayer se celebró en España el 75 aniversario de la aprobación del derecho al voto por parte de las mujeres, un derecho que no obstante no pudo ejercerse entre los años 1936 y 1975. Para celebrar esta efemérides, la Universidad Complutense de Madrid organizó una jornada en homenaje a Clara Campoamor, una republicana que pronunció un conocido y brillante discurso a favor del sufragio femenino.

Esa intervención se produjo el 1 de octubre de 1931 durante los debates para redactar la Constitución de la II República. En contra tenía a aquellos que, como Victoria Kent, creían que las mujeres no tenían suficiente preparación social y política e iban a estar muy influidas por la Iglesia y terminarían perjudicando a la República. Finalmente ese día, las Cortes Españolas aprobaron el artículo que permitía el voto de las mujeres mayores de 23 años, consagrándose así el sufragio universal en España.Ayer se celebró en España el 75 aniversario de la aprobación del derecho al voto por parte de las mujeres, un derecho que no obstante no pudo ejercerse entre los años 1936 y 1975. Para celebrar esta efemérides, la Universidad Complutense de Madrid organizó una jornada en homenaje a Clara Campoamor, una republicana que pronunció un conocido y brillante discurso a favor del sufragio femenino.

Esa intervención se produjo el 1 de octubre de 1931 durante los debates para redactar la Constitución de la II República. En contra tenía a aquellos que, como Victoria Kent, creían que las mujeres no tenían suficiente preparación social y política e iban a estar muy influidas por la Iglesia y terminarían perjudicando a la República. Finalmente ese día, las Cortes Españolas aprobaron el artículo que permitía el voto de las mujeres mayores de 23 años, consagrándose así el sufragio universal en España.
Con el propósito de recordar esa fecha, la Complutense programó doce horas de música, teatro, cuentacuentos, exposiciones, flamenco, cine o danza, entre otras actividades. "Este acto festivo conmemora un momento histórico y los logros de las mujeres en su lucha por la igualdad, y es también un acto reivindicativo, porque todavía las mujeres sufren discriminación y marginación, porque son víctimas de la violencia", dijeron en un comunicado fuentes universitarias.

Con el propósito de recordar esa fecha, la Complutense programó doce horas de música, teatro, cuentacuentos, exposiciones, flamenco, cine o danza, entre otras actividades. "Este acto festivo conmemora un momento histórico y los logros de las mujeres en su lucha por la igualdad, y es también un acto reivindicativo, porque todavía las mujeres sufren discriminación y marginación, porque son víctimas de la violencia", dijeron en un comunicado fuentes universitarias.

La Cámara andaluza celebra con rosas blancas la consecución del sufragio femenino

La presidenta del Parlamento andaluz, María del Mar Moreno, entregó ayer una rosa blanca a cada uno de los 109 diputados autonómicos para conmemorar el 75 aniversario de la consecución del sufragio universal femenino en las Cortes Constituyentes de la II República. En su intervención ante el pleno del Parlamento, Moreno recordó esta «importante efeméride» con un «detalle sencillo» para subrayar «el valor del sufragio universal y el valor de la igualdad» de mujeres y hombres. / EFE



Cuando las mujeres cuentan: 75 años de sufragio universal

Clara Campoamor, fue la verdadera artífice del sufragio universal. Defendió activamente los derechos de las mujeres y consiguió que se modificara el anteproyecto que, inicialmente, sólo permitía votar a las solteras y a las viudas. Diputada del Partido Radical, formaba parte de la Comisión Constitucional y luchó por establecer la no discriminación por razón de sexo, la igualdad legal de los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio, el divorcio y el sufragio universal (voto femenino). Todo lo consiguió menos el voto, que hubo de debatirse en el Parlamento, donde la diputada se ganó un recuerdo inmortal en la historia de nuestra democracia. Los contrarios al sufragio universal expresaron en aquel momento su temor a que la fuerte influencia de la Iglesia sobre las mujeres las llevase a votar a la derecha, poniendo así en peligro la permanencia de la República. La diputada, en su discurso, señaló las consecuencias de frustrar las expectativas que las mujeres habían puesto en la República: “ No dejéis a la mujer que, si es regresiva, piense que su esperanza estuvo en la Dictadura; no dejéis a la mujer que piense, si es avanzada, que su esperanza estará en el comunismo.” Se impuso en el debate y, por cuatro votos, lo ganó. En las siguientes elecciones, la victoria de la derecha se atribuyó al voto femenino. Campoamor, quedó entonces vetada para siempre en la vida política y fue tachada de traidora por la República.

En mayo de 1935, escribió “Mi pecado mortal. El voto femenino y yo” Tal pecado, no fue sino sacrificar su carrera enfrentándose a todas las fuerzas políticas de la época y a sus propios compañeros de partido para ganar la batalla por los derechos civiles, en la que por encima de cualquier tendencia partidista, siempre ha de prevalecer la voz del ciudadano que apela a la razón y a la justicia.

La Revolución Francesa, supuso el primer impulso para mejorar la posición de la mujer, y otra revolución - la industrial – estableció las bases para el desarrollo y consolidación del movimiento feminista. El acceso de la mujer a la educación y su paulatina incorporación al mundo laboral, han relegado al olvido el tópico de la mujer en casa. Actualmente, Las mujeres, son pilares esenciales en la riqueza de cualquier región, si bien la integración de la mujer en la economía es todavía difícil porque la mentalidad, no ha cambiado tanto. La mujer ha conquistado importantes cimas, pero todavía le quedan algunas para lograr la igualdad; una igualdad que implique el disfrute de los mismos derechos, obligaciones y oportunidades que el hombre, pero por si misma, logrando una concepción positiva de la subjetividad femenina, en oposición a una percepción de la mujer dependiente y subsidiaria de imágenes masculinas.


CENTRO GUADALINFO: Noalejo

M.Carmen Molinero González